El dictamen alternativo fue presentado en el Salón Azul del Senado por los senadores Rubén Giustiniani y Luis Juez, el diputado Víctor de Gennaro y el secretario adjunto de la CTA, Ricardo Pedró. Giustiniani dijo que la problemática de los accidentes laborales "debe abordarse desde la responsabilidad del Estado en la prevención y no desde el lucro", y aseguró que "hubo un lobby muy fuerte de las ART para que se elimine la doble vía".

De esta manera, cuestionó el proyecto presentado por el Gobierno que establece que los trabajadores que sufren un accidente laboral deberán optar entre reclamar ante la ART o iniciar un juicio contra la empresa. "Nadie puede negar a los trabajadores el derecho constitucional de recurrir a la Justicia", advirtió Giustiniani, quien advirtió que por ese motivo la eliminación de la llamada "doble vía" es "inconstitucional" y "beneficia a las aseguradoras y no a los trabajadores", tal y como recoge ‘Terra’.

A su turno, De Gennaro precisó que el proyecto del FAP propone reemplazar a las ART por "un banco ?úblico, no estatal que pague directamente la prestación y que cubriría a todos los trabajadores", y establece la presencia de "un delegado de prevención en cada centro de trabajo".

"Así como se terminaron las AFJP deberían terminarse las ART", consideró el diputado y dirigente sindical de la CTA, Ricardo Pedró, quien afirmó que "la presidenta Cristina Kichner habló solamente de la doble vía y no de las 7.500 muertes por año por accidentes de trabajo". Sostuvo que actualmente "se reconocen sólo el 6% de las enfermedades laborales" y subrayó que el del FAP "no es un proyecto contra el empresariado sino contra el sector financiero, contra el lucro que está atrás de los accidentes laborales".

Pedró por último indicó que "el esquema de ART es una vergüenza que quedó en la década de los 90" y remarcó que "7.500 personas mueren por año por causas relacionadas con el trabajo".