En su discurso, Mas alabó el coraje de la aseguradora por “invertir en tiempos económicos difíciles”. Anticipó que en 2014 “se espera captar mayor inversión aún que en 2013” tanto en Cataluña y como en el conjunto de España, y remarcó este elemento como “muy importante” para la recuperación económica. Asimismo, detalló que “una parte significativa de dicha inversión proviene de Alemania”, país de origen de ARAG.

Por su parte, el CEO de la aseguradora en España, Mariano Rigau, comentó que la inversión que se ha hecho en la remodelación del edificio “demuestra el compromiso que ARAG deposita en Barcelona y en el mercado de Defensa Jurídica, así como en sus trabajadores y sus colaboradores”. Subrayó el refuerzo del compromiso de la compañía “con la transparencia, con el juego limpio, con la vocación de excelencia, con el trabajo bien hecho que tanto concuerda con esta ciudad y con este país”. “Una forma de hacer y una vocación -enfatizó- que nos ha de permitir seguir en este mercado en una posición de liderazgo durante muchas décadas más”.

"HEMOS APRENDIDO A APROVECHAR LAS OPORTUNIDADES, Y EL MEJOR EJEMPLO ES ESPAÑA"

En su alocuìón, Faßbender destacó que “el equipo español ha contribuido de forma sustancial al éxito de las operaciones internacionales” del grupo y no dudó en indicar que “en el peor momento de la crisis económica” su grupo “decidió llevar a cabo un amplio proyecto de modernización en la sede de Barcelona”, subrayando así la “firme confianza en la solidez y la fuerza del mercado español” por parte de la compañía.

El máximo directivo de la aseguradora dijo que los principios que se aplican al “desarrollo exitoso y progresivo de los negocios europeos” son “actuar localmente y crecer globalmente”. Y concluyó: “Después de casi ochenta años en el negocio, hemos aprendido muy bien cómo aprovechar las oportunidades, y el mejor ejemplo de esto es ARAG ESPAÑA”.

El edificio, donde trabajan unos 325 del total de trabajadores que la aseguradora tiene en España, fue construido en 1976 y dispone de 8 plantas sobre la rasante de la calle y 3 subterráneas, con una superficie total de 10.635 metros cuadrados. Los criterios que han guiado la reforma han sido la optimización de espacios, la eficiencia energética y la modernización de las instalaciones eléctricas, de iluminación, climatización y datos. La obra se ha realizado en el transcurso de un año.