El EDHEC-Risk Institute destaca tres mensajes clave de su estudio. En primer lugar, el debate actual sobre las pensiones debe ser utilizado por la Comisión para promover una mayor coordinación en la reforma de las pensiones. Un segundo aspecto a destacar es que el marco prudencial para las pensiones está destinado a tener consecuencias de gran alcance, “por lo que tiene que respetar las particularidades de los proveedores de pensiones, que no son los de las aseguradoras”, se matiza.

Finalmente, como tercer mensaje clave, se pide que la nueva regulación fomente la generalización de las prácticas de gestión de activos y pasivos, tanto para los fondos de pensiones como para los productos de retiro individual, utilizando los mejores conocimientos disponibles. “Un movimiento hacia pensiones híbridas proporcionaría un marco más adecuado hacia el que converjan los países europeos”, se concluye.