En la primera parte de su ponencia, explicó el modelo de gestión de accidentes con múltiples víctimas implantado por su entidad, conocido como Plan K. Comentó que el problema más importante en la gestión de un plan de este tipo es el acceso a la información médica, ya que los centros hospitalarios se niegan a dar información debido a las restricciones de aplicación de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Morante  comentó que “habría que reflexionar sobre si esa rigidez de la LOPD en sucesos como estos no debería ser más laxa”, ya que no solo se lleva la gestión de un suceso múltiple, sino caso a caso.

En la segunda parte de su ponencia, analizando ya el caso concreto de la gestión asistencial del siniestro del tren Alvia, destacó que a los 18 minutos de la ocurrencia del siniestro se activó el ‘Plan K’ por el que se gestiona la asistencia integral en segunda línea. La intervención in situ se realizó durante cuatro días, pero el operativo estará activado hasta el próximo 24 de enero. Señaló que, a día de hoy, ningún paciente permanece en los servicios de Cuidados Intensivos y solo veinte heridos se encuentran hospitalizados en diferentes centros sanitarios, de los que únicamente uno necesitará repatriación internacional.

Durante el primer día, la gestión se materializó en la visita a enfermos en los seis hospitales con el objetivo de colaborar en el traslado a sus domicilios de los primeros heridos dados de alta, brindar colaboración para realizar traslados interhospitalarios, visitar a pacientes ingresados y comentar médicamente los casos con los médicos tratantes. Además, se realizó una valoración de la magnitud del siniestro, elaborando los primeros listados de heridos y fallecidos y realizando el primer contacto con las familias, dando a conocer tanto a autoridades como a familiares los teléfonos de asistencia designados para proporcionar ayuda.

En cuanto a los fallecidos, se produjeron 51 traslados (12 de ellos extranjeros), agilizando en la medida de lo posible esta tramitación con la pronta incineración y entrega a familias tras la identificación de restos por parte de los forenses asignados. El resto de fallecidos fueron atendidos directamente por otras compañías sin solicitar la intervención de ALLIANZ GLOBAL ASSISTANCE.

En la posterior rueda de preguntas tras la exposición, se reflexionó sobre la necesidad de implantar medidas de seguridad adicionales para evitar las posibles consecuencias en siniestros similares en los que hay implicado un transporte masivo de viajeros, por lo que Fundación Inade solicitó de las Administraciones Públicas que se trabaje en la obligatoriedad de la instalación de cinturones de seguridad, mejor anclaje del equipaje o identificación de los pasajeros con billetes nominados.

Al término del acto, el vocal del Patronato de Fundación Inade, José Antonio Pérez Crujeiras, hizo entrega a Morante de un ejemplar de la obra del pintor José María Barreiro ‘O Gaiteiro’. La sesión de trabajo fue clausurada por Jacobo Caruncho, director de la sucursal de ALLIANZ en Vigo.

EL SERGAS RECLAMARÁ A LA ASEGURADORA DE RENFE LOS GASTOS ASISTENCIALES

Por otro lado, el Servicio Gallego de Salud (Sergas) adelanta que reclamará a la aseguradora de Renfe los gastos asistenciales y médicos derivados de su intervención del accidente. Según la directora asistencial del 061, Victoria Barreiro, el Sergas aún no ha iniciado la tramitación para reclamar esos gastos, pero ha confirmado que, al igual que se hace en otro tipo de intervenciones, como los accidentes de tráfico, se repercutirá el gasto, informa 'Europa Press'.