Machetti se mostró optimista en el futuro a pesar de las restricciones presupuestarias de las Administraciones Públicas que, según comentó, han sido drásticas en 2013. Aun así, afirmó que “nos debemos congratular de que el Ministerio siga apoyando al seguro Agrario, aunque, desde 2011 se haya producido una bajada de las subvenciones de un 23% (199,2 millones de euros ha sido el total del presupuesto de ENESA para 2013), sin contar la bajada de un 54% en las Comunidades Autónomas”.

Así las cosas, las perspectivas para 2013 mejorarían en siniestralidad, pero acusarían el efecto “bajada de subvenciones” en la contratación, según señaló Machetti, que adelantó que se espera que la bajada del volumen de primas, a finales de 2013, se quede entre un 10% y un 15%.

Debido al contexto de restricción presupuestaria, en AGROSEGURO se han llevado a cabo una serie de actuaciones destinadas a contener el gasto y aumentar la calidad de los servicios. Así, se está trabajando para mejorar el diseño de los productos y se ha hecho un plan de ajuste de gastos para poder así reducir las primas. En este sentido también, se han reducido los gastos de producción, se han congelado los salarios de los trabajadores de la entidad durante los últimos tres años y se han reducido paulatinamente las dietas del Consejo durante 2012, hasta llegar a su congelación en 2013.

ALTA SINIESTRALIDAD EN 2012

Respecto a los datos del seguro Agrario correspondientes a 2012, es el apartado de la siniestralidad el que destaca de manera más significativa, alcanzando 800,25 millones, una cifra que es récord histórico como consecuencia de la particularmente adversa meteorología del año. En total, el año se cerró con 1.076.434 siniestros declarados, de los que 826.175 corresponden a servicios de retirada y destrucción de animales muertos en la explotación; 122.618 a seguros de ganado; y 127.641 a los seguros agrícolas, cifra esta última que representa un 34% más que la del ejercicio precedente.

Como consecuencia de todo lo anterior, en el ejercicio 2012 fue necesario aplicar la totalidad de la reserva de estabilización correspondiente a las líneas de seguro más afectadas, las denominadas “experimentales”, por importe de casi 27 millones, quedando constituida al cierre del ejercicio en 65,30 millones.

Por otra parte, es también destacable que la contratación de seguros Agrarios ha encajado un volumen de primas imputadas de 675,29 millones, un 4,96% más que el ejercicio anterior.