Así, según recoge hoy ‘La Tercera’, entre agosto de 2010 y agosto de 2012 se sumaron al sistema 526.000 cotizantes, con un alza de 12,3%. De ellos, 308.000 correspondieron a Modelo, empresa a la que deben incorporarse obligatoriamente los nuevos afiliados que ingresen a la fuerza laboral y que deben mantenerse en esa AFP durante los primeros 24 meses.

Los restantes 214.000 corresponden a afiliados inactivos a las AFP que volvieron a cotizar regularmente, ha explicado al diario un gerente de una gestora, que reconoce que “todo es por el ciclo económico”, afirmación que se apoya en un dato claro: en los últimos dos años, para el trimestre junio-agosto, la tasa de desempleo disminuyó del 8,5% al 6,4%.

Se aprecia igualmente que el dinamismo económico ha permitido incrementar la proporción de cotizantes sobre los afiliados totales. Así, de los 9,2 millones de afiliados que sumaba el sistema a agosto, un 52% eran cotizantes, un porcentaje que significa un avance de casi 10 puntos respecto al 43% que había en 2002. Además, la densidad ha subido en todas las AFP y las seis gestoras reportaron mejorías a septiembre.

Otro dato positivo se refiere a las utilidades de las AFP, que aumentaron un 41%, de media, al cierre del tercer trimestre. Se beneficiaron al respecto de los crecimientos en la rentabilidad de sus inversiones y en las remuneraciones de sus cotizantes, lo que eleva sus ingresos por comisiones. La Superintendencia de Pensiones apunta en este sentido que el ingreso imponible promedio de los cotizantes de la industria creció un 16% entre agosto de 2010 y agosto de 2012.

COMPARTIR