Además, la inversión privada crecerá a un ritmo más lento, debido a la elevada deuda de las empresas y la actual reducción de sobrecapacidad, y el consumo privado, tras una ligera caída durante la primera mitad de año, se espera que se recupere gracias a la mejora del poder de compra y de la confianza.

Para combatir este panorama, la aseguradora espera el apoyo “en forma de importantes estímulos fiscales”. “La política monetaria también ayudará, aunque será más modesta para contener el riesgo de crédito”, anticipa.

Según las previsiones de EULER HERMES, el riesgo de impago en el país seguirá siendo “elevado” y anticipa que las insolvencias crezcan un 20% en 2016, después de un alza del 24% en 2015.