Concretamente, según explica la propia entidad, “frente a un porcentaje de cobertura del 45,36% que resulta del balance de la entidad, el Consorcio, con cargo a su propio presupuesto, va a ofrecer a los citados acreedores por contrato de seguro (asegurados, beneficiarios y terceros perjudicados) de la Mutualidad, el pago de sus créditos al 100% de su valor nominal”.

En consecuencia, todas las facturas de los centros médico-sanitarios y de prestaciones sanitarias de los particulares pendientes de pago por la aseguradora, tanto las anteriores como las posteriores al 19 de junio de 2012 (fecha de entrada en liquidación de la mutualidad), “serán liquidadas por el Consorcio al 100% de su valor nominal”. "El resto de los acreedores –se detalla- quedan sujetos al Plan de Liquidación que en su día apruebe la Junta de Acreedores”.

A MEDIADOS DE SEPTIEMBRE SE CONOCERÁ SI SE CEDE LA CARTERA

El CCS avanza también que, simultáneamente, se ha puesto en marcha el proceso de concurrencia de ofertas para la cesión total de la cartera de la mutualidad que, de llevarse a cabo, tendrá efecto desde el 1 de septiembre próximo. “Dicha cesión incluiría solamente las pólizas que estén en vigor a 1 de septiembre y los siniestros posteriores a dicha fecha. Todos los siniestros anteriores al 1 de septiembre seguirían estando a cargo de la mutualidad y, en consecuencia, serán liquidados por el Consorcio".

El Consorcio estima que en la primera quincena de septiembre se conocerá “si tal cesión se ha podido llevar a cabo, en cuyo caso se dará publicidad suficiente para poner en conocimiento de todos los afectados tantos los datos de la cesionaria como las indicaciones suficientes de cómo se habrá de actuar para la comunicación de siniestros o para cualquier otra gestión en relación con las pólizas de MUTUALIDAD GENERAL DEPORTIVA”.

COMPARTIR