Las nuevas normas adoptadas ahora modifican las Directiva de Solvencia II y la Directiva sobre folletos (2003/71/CE), tras la creación de las autoridades europeas en 2010 como parte del sistema europeo de supervisión financiera.

Según se detalla en el comunicado del Consejo, la enmiendas adoptadas, en términos generales, afectan a las siguientes categorías: definición de un escenario adecuado para las normas técnicas; permitir a EIOPA y ESMA resolver desacuerdos; garantizar que la normativa vigente opere en el marco del nuevo sistema de supervisión; y disposiciones transitorias y otras enmiendas a la Directiva de Solvencia II.

La adopción de la Directiva Ómnibus II por parte del Consejo Europeo llega tras el acuerdo alcanzado con el Parlamento Europeo en primera lectura el pasado el 13 de noviembre, aprobado por el Comité de Representantes Permanentes, en nombre del Consejo, el 27 de noviembre.

Los Estados miembros tienen hasta el 1 de enero de 2016 para transponer a sus respectivas legislaciones nacionales las disposiciones de esta Directiva.