Entre los puntos del orden del día, están la presentación de los informes del presidente del Consejo de Administración y del presidente de la Comisión de Auditoría y Cumplimiento. Asimismo, se examinarán para su aprobación el informe de gestión y las cuentas anuales individuales de la mutua, así como el informe de gestión y las cuentas anuales consolidadas; la gestión social en el ejercicio 2012 y la aplicación del resultado correspondiente al ejercicio 2012; la aprobación de la página web corporativa (www.grupomutua.es), ya operativa, a los efectos del artículo 11 bis de la Ley de Sociedades de Capital; junto a la modificación de los Estatutos Sociales en lo referente a la designación de cargos internos en el Consejo y cese de los consejeros y al régimen del presidente del Consejo y del Consejero Delegado.

También se dará cuenta a los mutualistas de diferentes informes, entre ellos, los referidos al Gobierno Corporativo y de Responsabilidad Social Corporativa correspondientes al ejercicio 2012, además de facilitar información sobre las primas del ejercicio 2013.

CAMBIOS ESTATUTARIOS

Los cambios propuestos en los estatutos se encaminan a la supresión de la limitación temporal del mandato de los cargos internos del Consejo a cinco años, por presentar rigideces y ser susceptible de generar dudas en su aplicación práctica. “Además, dotará de mayor flexibilidad al régimen de reelección de los consejeros, agilizando el funcionamiento del órgano de administración de la sociedad”, informa el Consejo de Administración en la convocatoria.

En el mismo sentido, se quiere suprimir “la limitación a diez años del mandato del presidente del Consejo de Administración y de su cese forzoso como consejero transcurrido dicho período”. “Se propone suprimir esta causa de cese forzoso para dotar a la mutua de mayor flexibilidad y alinear su normativa interna con la normativa legal aplicable por defecto, las recomendaciones de buen gobierno y la práctica imperante en el mercado”, ya que el Consejo de Administración “considera que la actual regulación estatutaria resulta obsoleta a la luz del principio imperante de profesionalización de los administradores e introduce rigideces innecesarias en dos de los aspectos clave de la organización y gestión de cualquier sociedad, a saber, la configuración de su estructura ejecutiva y de la Presidencia del Consejo”.

En línea con los principios de flexibilización y modernización que inspiran la modificación del artículo 25 de los Estatutos Sociales, el Consejo de Administración cree que “resulta conveniente eliminar el requisito temporal de permanencia previa de 5 años en el Consejo de Administración para poder ser elegido presidente, vicepresidente, consejero delegado o consejero secretario”. A esta misma línea obedece la propuesta de “elevación en dos años de la edad de jubilación de los consejeros”, de 73 a 75 años.

Otras propuestas de cambios estatutarios son la “previsión expresa de la posibilidad de delegación de facultades del presidente del Consejo” y la “supresión de la regla que limita la posibilidad de renovar la delegación de facultades en un mismo consejero y de la caducidad automática de la delegación a los cinco años”.

Las propuestas de cambios estatutarios en los apartados que rigen los órganos de gobierno se realizan orientadas por un informe previo de Deloitte Abogados y Asesores Tributarios. Este informe, firmado por Gloria Hernández Aler, socia del Departamento Regulatorio Financiero, concluye que la nueva orientación que la entidad plantea “se encontraría alineada tanto con la regulación y recomendaciones de buen gobierno imperantes, como con la práctica mayoritariamente seguida en el mercado”.