En cuanto a la confianza que generan las entidades bancarias, los resultados del estudio muestran que el 68,4% de los encuestados afirma confiar poco o nada, mientras que las entidades aseguradoras consiguen niveles de confianza mucho más altos. Si bien, a la hora de solicitar información y contratar productos de ahorro, el 65,7% de los clientes sigue acudiendo al banco frente al 47,3% que dice que solicitaría información a una aseguradora.

Respecto a los productos que ofrecen las aseguradoras, su conocimiento entre los encuestados es muy bajo: el 92,3% sabe que ofrecen planes de pensiones, pero menos del 10% de ellos reconoce otros tipos de productos de ahorro de estas entidades.

OBJETIVO DEL PROYECTO +SALUD + VIDA

El Centro de Negocios de Seguros del Consejo General (CNS) y su centro de estudios, el CECAS, pusieron en marcha hace unos meses el proyecto +Salud +Vida con el objetivo, en línea con la información desvelada por el Plan Estratégico de la Mediación, de aumentar entre tres y cinco puntos la cuota de mercado de Salud y Vida para la mediación de seguros durante los próximos tres años.

Para lograrlo, se planteó la realización de un estudio de mercado, cuyos primeros resultados son los dados a conocer ayer; un plan de comunicación específico, que muestre el conocimiento especializado de la Mediación en los ramos de Salud y Vida, su labor de asesoramiento y la fiabilidad de sus productos; y el desarrollo de una formación específica, se pondrá en marcha, previsiblemente, en octubre de este año.

El estudio, iniciado en mayo con una macroencuesta, pretende mejorar el conocimiento del cliente potencial de los ramos de Salud y Vida. El trabajo no solo ha analizado el conocimiento que tienen los clientes de los productos aseguradores, sino que también ha profundizado en su percepción del sistema de previsión social, la salud pública y la capacidad de ahorro. Asimismo, ha abordado el ahorro desde el punto de vista privado, analizando la percepción de la banca como oferente tradicional de productos de esta naturaleza y el posible desconocimiento que se tiene del sector asegurador en este ámbito. El ramo de Salud también se ha tenido en cuenta, desde la óptica de la sanidad pública, y el estudio ha intentado establecer los motivos y modalidades que puedan ser más atractivos para los no clientes.