Los cambios contemplados indican que ahora, ante un accidente o una enfermedad laboral, será obligatorio recurrir a una comisión médica para evaluar el caso antes de iniciar un reclamo judicial. Además, los peritos médicos que intervengan en los casos deberán integrar el cuerpo médico forense local y sus honorarios no podrán ser variables ni estar vinculados al monto del juicio.

Por otra parte, la Ley contempla también la creación de un Sistema de Homologación para verificar que las indemnizaciones acordadas con las Aseguradoras de Riesgos del Trabajo (ART) no resulten inferiores a las establecidas en la Ley y garantizar el cobro inmediato.

Además, también propone la creación del Autoseguro Público Provincial (APP) para que todos los empleados públicos provinciales y municipales sean incorporados al sistema de riesgos del trabajo. Según detalla la información de la Supertintendencia de Riesgos del Trabajo, esto permitirá proteger a alrededor de un millón de empleados en nueve provincias y 1000 municipios y comunas.

El proyecto de Ley original impulsado por el Ejecutivo fue el resultado de un trabajo de varios meses junto a los sindicatos, las empresas y todos los actores del mundo del trabajo.

COMPARTIR