Los miembros de la industria de seguros brasileña han criticado la medida por diversas razones, como que promoverá la corrupción y el favoritismo por la entidad estatal, además de resultar ineficaz en añadir capacidad real al mercado. Estiman que caso de aprobarse la iniciativa, las aseguradoras existentes podrían perder participación del mercado en una industria que ha registrado un crecimiento promedio anual de 20% desde 2007.

COMPARTIR