Algunas de las recomendaciones que hace el informe para mejorar la transparencia de los productos financieros pasan, por ejemplo, por que la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP) y el Banco de España establezcan cláusulas tipo y advertencias para la venta de productos complejos que puedan entrañar riesgo para el cliente. Además, se considera necesario acreditar el cumplimiento de la obligación de informar a los clientes recabando una copia firmada (o medida equivalente) de la documentación informativa entregada.

Entre estos productos se encuentran los seguros vinculados a las hipotecas, sobre los que se deberá informar a los clientes de que no son obligatorios y de las condiciones de los préstamos "con seguro y sin él". Asimismo, el informe pone de manifiesto la labor llevada a cabo por el Gobierno en este último año para elevar la transparencia en estos productos complejos, de manera que los potenciales inversores "conozcan mejor los riesgos" que entraña la contratación de los mismos, según recoge la agencia 'Efe'.

El informe será elevado ahora a la comisión correspondiente del Congreso, que lo debatirá para su previsible aprobación definitiva, en una fecha aún por determinar, que podría ser el 13 o el 20 de noviembre.