Añadió, además, antes de imponer la Medalla de Oro al homenajeado, que “en un momento en el que el asociacionismo y las instituciones están en entredicho, comprobar cómo personas de la dimensión del galardonado siguen apostando por la profesión, nos satisface y llena de orgullo”.

A continuación, Segurado, presidente de SEGURADO Y GOLOBART, presidente de Honor fundador de CEIM y presidente del Consejo Asesor de ALKORA, tras agradecer a los asistentes su presencia, entre los que se encontraban sus familiares y más estrechos colaboradores, repasó su trayectoria profesional a nivel asegurador y político (fue presidente del Partido Liberal) marcada por “la transparencia, la ética empresarial y la solidaridad”. Se definió ante todo como “vendedor de seguros”, profesión a la que ha dedicado su vida, por lo que declaró sentirse muy orgulloso.

Seguidamente, José María Campabadal, presidente del Consejo General de los Colegios de Mediadores de Seguros, destacó que “nos encontramos ante un gran español, además de político. José Antonio Segurado ha sido y sigue siendo un hombre de empresa”, resaltando que “se definió a sí mismo como vendedor de seguros, que en el fondo es la culminación del asesoramiento”.

Por último, Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad de Madrid, cerró el acto de homenaje destacando la valía del galardonado a nivel político y asegurador. Tras recordar sus antecedentes familiares en la Mediación (su abuelo, recuerda el Colegio, fue el fundador de la que fue primera correduría española, GIL Y CARVAJAL), no dudó en destacar la importancia del sector Seguros para la economía de España. Al acto también asistieron, entre otros, Abel Matutes, exministro de Asuntos Exteriores, y Arturo Fernández, presidente de CEIM.