Esta reforma cambia la calificación de imprudencia grave al volante que ahora abarcará tres supuestos: cuando se comete un delito contra la seguridad vial por exceso de velocidad, cuando se hace bajo la influencia de drogas y cuando se comete bajo la influencia de alcohol.

Hasta ahora, el juez valoraba si la imprudencia había sido grave, menos grave o leve, de acuerdo con las circunstancias concurrentes en el hecho. Con la nueva regulación, en cualquiera de estos tres supuestos no cabrá margen de interpretación y se considerará imprudencia grave en cualquier caso. Las penas máximas pasan así de cuatro a nueve años.

Sobre esta reforma versará la conferencia de Vicente Magro, magistrado del Tribunal Supremo, en el XXXV Congreso de Derecho de la Circulación, que se celebrará en Madrid los días 8 y 9 de abril y que será clausurado por el director general de Tráfico, Pere Navarro.

Taller sobre cómo repercute la reforma al sector asegurador

Para profundizar en cómo incide esta reforma en el seguro de Automóviles, tras la finalización del CDC, el 9 de abril, a partir de las 14 horas, está previsto un taller al que pueden inscribirse tanto los congresistas como quienes quieran asistir solo a este taller práctico.

Información e inscripciones al CDC2019 y al taller en cdc.inese.es/2019/