En su comunicado, el CCS explica que "indemnizará los daños que, como consecuencia del viento, hubieran sufrido los bienes asegurados radicados en esos municipios durante esos días", aunque precisa que "la escasa incidencia de la tempestad no hace preciso aplicar el convenio de colaboración de 14 de noviembre de 2011 sobre gestión de siniestros y de reembolsos derivados de los mismos firmado por UNESPA, en representación de las entidades aseguradoras, y el CCS".