Esta reforma, de llevarse a cabo, implicaría "una significativa reducción de los recargos", según informa UNESPA en la última edición de su boletín interno.

Asimismo, con la propuesta planteada, se eliminarían las fichas de información estadísticas anuales, se automatizarían los modelos de declaración y liquidación de recargos, se procedería a una simplificación de la declaración de los mismos (permitiendo la compensación de extornos en el periodo de cobertura de la póliza y la declaración de recargos por la abridora o las coaseguradoras) y habría disposición de información nacional por código postal sobre exposición de riesgos cubiertos. 

Aspectos más destacados de la Circular que regula la estandarización de la información exigida al sector para Solvencia II

Entre los contenidos de su boletín, UNESPA hace balance de la reunión que la Junta Consultiva de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones celebró el pasado 19 de diciembre en la que, como adelantamos hace unos días, se trató el borrador de circular mediante la cual se establecerán los modelos de informes, las guías de actuación y la periodicidad del alcance de las revisiones del SFCR a realizar a partir del ejercicio 2017. 

De este texto, la asociación destaca varios aspectos que considera de interés. Así, por un lado, se determina que la revisión se realizará mediante un encargo de seguridad razonable. Por otro, se establece una disposición transitoria única para la revisión del informe de situación financiera y de solvencia (SFCR, en inglés) de 2017. En este punto, UNESPA comenta que, en líneas generales, "el alcance es igual que el de 2016 pero con un nivel de seguridad razonable (el año pasado era con seguridad limitada)".

Otro aspecto destacado en esta circular es el que se refiere a los grupos y, en concreto, al planteamiento de deberá evaluar el alcance y la estructura del grupo sujeto a supervisión, las entidades excluidas de tal supervisión, así como la adecuación del método aplicado para el cálculo de la solvencia del grupo y del tratamiento empleado para cada empresa.

Cuanto a control interno, se incorpora una mención explícita para que el revisor pueda utilizar la información obtenida en periodos anteriores para reducir la intensidad de las comprobaciones necesarias para la emisión del informe especial de revisión del periodo de referencia.