El Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) ha confirmado que ha empezado a realizar los primeros pagos correspondientes a los siniestros producidos por las inundaciones ocurridas en Navarra los días 8 y siguientes de junio. El equipo de 30 peritos de seguros que han comenzado a ocuparse de la valoración de los daños ya se encuentran en las zonas afectadas y tienen asignadas las 1.300 solicitudes de indemnización que hasta el momento han presentado los asegurados a través del Centro de Atención Telefónica del CCS (el 85% de dichas solicitudes de indemnización) y de la página web del CCS (en el 15% de los casos).

Los primeros pagos corresponden a las 67 solicitudes más sencillas de valorar, por un importe de 106.250 euros. “A partir de este momento, el ritmo semanal de valoración y pago de los daños aumentará progresivamente, estimándose que en el plazo de tres meses estará concluido el proceso, con excepción de aquellos siniestros de especial complejidad, que se hubieran comunicado al CCS con retraso o no tuvieran su documentación completa”, avanza la entidad en su comunicado .

Las 1.300 solicitudes de indemnización hasta ahora recibidas corresponden a 648 viviendas, 390 automóviles, 217 comercios u oficinas y 45 industrias.

INUNDACIONES EN EL PIRINEO: 25 MILLONES DE COSTES ESTIMADOS

Por otro lado, en relación a las inundaciones en el Pirineo aragonés de la pasada semana (17 y 18 de junio), se apunta que han afectado principalmente a la comarca de la Ribagorza (cabecera del río Ésera) y, en menor medida, a los valles de los ríos Aragón y Gállego. La localidad con mayor número de daños es Benasque.

El CCS desplazó de forma inmediata un equipo de peritos para reconocer las zonas con daños y realizar unas primeras estimaciones -de carácter provisional, pues subsisten algunas zonas incomunicadas o con acceso difícil-, que ascienden a 280 siniestros con un coste aproximado de 5 millones de euros.

Un número similar de siniestros (300 siniestros aproximadamente) se estima que han provocado las Inundaciones en el Valle de Arán (Lérida) del lunes y martes pasados, que la vista de la magnitud de los daños observados podrían tener un coste de en torno a 20 millones de euros. Se han recibido ya a través del Centro de Atención Telefónica las primeras 80 solicitudes de indemnización y el CCS ha designado un equipo inicial de 15 peritos para valorar los daños.