Los datos de este grupo de entidades muestran que el volumen de primas brutas de No Vida aumentó un 6% en el año, hasta 192.000 millones (146.680 millones de euros), principalmente por los mayores precios en las líneas de negocio y áreas geográficas afectadas por pérdidas. En todo caso, el ratio combinado de No Vida se situó en el 92,6%, frente al 105,1% en 2011, lo que representa un resultado técnico de 11.700 millones (8.940 millones de euros).

Los beneficios antes de impuestos reportados por los grupos analizados en este informe se duplicaron con creces hasta un total de 35.700 millones (27.270 millones de euros), el nivel más alto desde el inicio de la crisis financiera en 2008. Los 31 grupos reaseguradores lograron resultados positivos en 2012.