En cuanto al perfil medio del contratante de un seguro de Vida, es un varón de entre 35 y 44 años, casado, empleado por cuenta ajena, sin titulación y residente en capitales de provincia que contrata seguros de riesgo con un capital asegurado no superior a 18.000 euros y con una duración de menos de cuatro años.