Estos bonos permiten al Banco Mundial ofrecer un reaseguro al Fondo con el objetivo de cubrir el Seguro de Riesgo para Catástrofes en el Caribe (CCRIF, por sus siglas en inglés), reveló el banco el lunes en un comunicado recogido por ‘Business Insurance’. El CCRIF está destinado a limitar el impacto financiero de los terremotos y huracanes catastróficos en sus 16 gobiernos miembros del Caribe con el objetivo de proporcionar los fondos rápidamente, dijo el banco.

"Con esta primera transacción bajo el Programa de Capital en Riesgo, el CCRIF tendrá acceso a estos beneficios con unos precios altamente competitivos que ofrece el mercado de bonos catástrofe, así como podrán beneficiarse de la eficiencia de la utilización de este programa", Madelyn Antoncic, vicepresidente y tesorero del Banco Mundial.

El agente de colocación para el bono de catástrofe ha sido GC SECURITIES, una división de GUY CARPENTER que actuó como agente, asimismo, MUNICH REINSURANCE y SWISS RE CAPITAL MARKETS actuaron como asesores del Banco Mundial. "El CCRIF siempre busca la mejor política de precios para los actuales y nuevos miembros, y este vínculo proporcionará beneficios estratégicos, ya que ampliará la capacidad en el tiempo que a su vez ayudaría a mejorar la gestión de la volatilidad en el mercado de reaseguros”, reseñó Isaac Anthony, director general del Fondo de seguro contra riesgos de catástrofe para el Caribe.