A 31 de marzo, el volumen de recursos gestionados se situó en 40.687,2 millones, un 7,6% más, mientras que los ingresos por primas de seguros y aportaciones a planes de pensiones fue de 1.205,4 millones, lo que representan una caída del 32,4%. El grupo justifica este retroceso, por una parte, debido a la comparación con el ejercicio previo, “que fue excelente”, y por otra, por “un entorno en el que el sector ha caído un 19% durante este trimestre”. El total de asegurados y partícipes queda en 2,95 millones, sumando 20.800 nuevos clientes durante el trimestre.

Las aportaciones a planes de pensiones individuales, junto con las primas de PPA, mostraron un crecimiento del 1,8% durante el trimestre, hasta 265,5 millones. Los Planes de Empleo, mientras, sumaron un volumen de ahorro gestionado de 6.757,2 millones de euros (+9,1%). “En cuanto a las aportaciones, descendieron un 23,2%, debido en buena parte a que el primer trimestre de 2011 contó con el efecto excepcional de la incorporación del plan de empleo de Caixa Girona, tras la fusión de esta entidad con CaixaBank”, según explica el grupo.

El negocio de Vida-Riesgo experimentó un retroceso del 2,5%, con un volumen de primas de 200,4 millones de euros. De esta cifra, 60,1 millones corresponden al negocio individual, con un crecimiento del 5,2% que compensa la caída en 5,5% en los seguros colectivos.

COMPARTIR