“Estoy satisfecho con este resultado, ya que demuestra el éxito continuo de nuestra estrategia. Todos nuestros negocios principales han tenido un resultado operativo de gran calidad, con un enfoque disciplinado en la suscripción y el control de gastos. Seguimos operando en un entorno económico difícil, con unos persistentes bajos tipos de interés, frente al que hemos publicado unas sólidas ganancias subyacentes de alta calidad”, afirma el presidente ejecutivo del grupo, Martin Senn. “Seguimos en el camino para cumplir nuestros objetivos de 2013”, remarca.

Por áreas de negocio, la División de Seguros Generales presenta un volumen de ingresos de 10.686 millones (8.295 millones de euros), un 2% más, con un resultado operativo de 807 millones (626 millones de euros), un 6% menos. En Vida, por su lado, la facturación baja un 9%, hasta 6.716 millones (5.210 millones de euros), aunque el beneficio operativo mejora en un 6%, contribuyendo a las cuentas globales del grupo con 308 millones (240 millones de euros).