Según informó el propio grupo, en un comunicado remitido el pasado 9 de agosto, el resultado financiero fue bueno y compensó en el segundo trimestre los costes por las catástrofes, pero el grupo se muestra preocupado por los bajos tipos de interés que se prolongarán durante más tiempo después del brexit.

El resultado operativo también bajó en el semestre, un 22,2%, hasta 2.188 millones de euros, mientras que el total de ingresos brutos por primas descendió en un 4,2%, hasta 24.438 millones, por efectos negativos de los tipos de cambio.

 

Evolución por líneas de negocio

Por áreas de negocio, reaseguro tuvo en el primer semestre un beneficio de 1.438 millones de euros, un 4,8% menos, con primas por valor de 13.693 millones, un 3% menos. El ratio combinado en No Vida fue del 94,8%, por el 92,8% de un año antes, destacándose, entre otros grandes siniestros, los incendios en la provincia de Alberta en Canadá y los terremotos en el sur de Japón, que le han puesto a MUNICH RE casi 500 millones de euros.

En seguro directo, el saneamiento de ERGO generó unos costes de reestructuración de 400 millones de euros. La filial tuvo en el primer semestre una pérdida de 59 millones de euros, frente al beneficio de 317 millones de euros un año antes. El volumen de primas de la entidad se situó en 8.287 millones (-2,7%) en el semestre, con un ratio combinado en No Vida del 95,9% (95,7% en la primera mitad de 2015).

Finalmente, MUNICH HEALTH ganó hasta junio 32 millones de euros, un 18,5% menos que un año antes, con 2.459 millones en primas (-14,3%); el ratio combinado queda en el 100,8% (100,1% un año antes).

Noticias relacionadas

MUNICH RE rebaja su previsión de beneficios para 2016

MUNICH RE gana 3.100 millones de euros 2015 y eleva el dividendo a 8,25 euros