Estas son las principales magnitudes del ejercicio financiero de 2013 que el grupo suizo acaba de presentar esta misma mañana, al tiempo que anuncia también la propuesta para la Junta General de Accionista de pagar un dividendo de 17,5 francos suizos (14,36 euros) por acción, un 2,9% más que el año anterior. “El impresionante resultado anual refleja el desarrollo exitoso del grupo. El crecimiento del beneficio muestra que estamos en el camino correcto con nuestra estrategia ‘Helvetia 2015’”, afirma Stefan Loacker, consejero delegado del grupo.

Tanto las ganancias del segmento de negocio de Vida como las de No Vida aumentaron el pasado año y contribuyeron al resultado global del grupo, respectivamente, con 152,9 millones (125,4 millones de euros), un 10,7% más, y 191,7 millones (157,3 millones de euros), un 10,9% más. La rentabilidad está apoyada por una amplia base geográfica. “Además del robusto crecimiento en el mercado doméstico suizo, el crecimiento de los beneficios en los mercados extranjeros también fue impresionante. La contribución a las ganancias en el extranjero aumentó en general, a pesar de continuas condiciones difíciles en algunos mercados del sur de Europa, como Italia y España”, explica el grupo en su comunicado.

En No Vida, el ratio combinado se redujo en una décima hasta el 93,6%, gracias principalmente a las menores tasas de siniestralidad. En todos los mercados, el grupo logró un ratio combinado de menos de 100%.

CRECIMIENTO DEL NEGOCIO TANTO EN VIDA COMO EN NO VIDA

El grupo expresa, por otro lado, la satisfacción por el desarrollo de sus actividades. En Vida, el volumen de negocio aumentó un 8,2%, hasta 4.731,1 millones (3.882,2 millones de euros), impulsado por el mercado local suizo, con un crecimiento del 12,3%. Los mercados de Alemania y Austria también registraron un crecimiento “dinámico”, del 16,3 % y 11,9%, respectivamente. En España, el grupo adelanta un crecimiento en Vida del 1,6%.

En el negocio de No Vida se registró un volumen de primas de 2.550,9 millones (2.093,2 millones de euros), un 4,3% más. El grupo apunta a los crecimientos en los mercados de Suiza y Austria, mientras que los volúmenes en Italia y España continuaron disminuyendo debido a la difícil situación de negocio, si bien el descenso se ha ralentizado (desde el 4,1% del año anterior al 2,4% y del 4,8% al 2,5%, respectivamente, siempre en moneda de origen).