En cuanto a la evolución por ramos, se destaca el incremento de las primas totales de los ramos de Planes de Vida y Automóvil, con alzas del 7,7% y 4%, respectivamente, y la reducción de cartera de Gastos Médicos y A. P, equivalentes al 9,6%.

Asimismo, se detalla que el beneficio fue generado principalmente por el área financiera, que aumentó un 45,4%, mientras que el área técnica obtuvo una pérdida de 38,5 millones de dólares, frente al resultado positivo registrado al mes de junio 2012, situado en 1,74 millones. Esta evolución desfavorable en el área técnica, según López Peña, se debe al alto incremento de parte de los gastos operacionales del 65%, que aumentan el índice de gatos netos del 29% al 48%. Por su parte, los siniestros de retención se elevaron un 18%, lo que incidió en que la siniestralidad aumentara del 45,5% al 53,8%, contrastando este comportamiento “con la ínfima variación de las primas retenidas equivalentes a un -0.1%”, se revela.

El análisis ‘Costa Rica: Desempeño del Sistema Asegurador. Del 1 de enero al 30 de junio de 2013’, ha sido elaborado sobre la base de información estadística del primer semestre del año publicada por la Superintendencia General de Seguros (SUGESE) en la página web de este organismo, respecto al Sistema Asegurador de este país. En este lapso operaron once compañías aseguradoras.

Finalmente, en el análisis comparativo sobre resultado del Instituto Nacional del Seguro (INS) y las compañías aseguradoras se pone de relieve la similar tendencia registrada en el comportamiento de las primas retenidas y la siniestralidad de retención, lo que no fue así en los gastos operacionales netos. “En este sentido el resultado de aseguramiento para la entidad del Estado pasó de una utilidad técnica a una pérdida; en cambio, el resultado en el grupo de las aseguradoras privadas, consolidado, expresó mejoría, al pasar de una pérdida a un beneficio técnico”, resume el informe.