Con más detalle, López Peña concreta que este desempeño se obtuvo tras un incremento del mercado de primas totales igual a un 7,1%, mientras que por su parte las primas retenidas registraron una dinámica mayor, significando un 10,6%.

En la expansión del mercado, destaca que de las 15 compañías que operan en el periodo referido en el país, sobresale en términos absolutos la compañía MAPFRE CENTROAMERICANA, seguida de ASEGURADORA AGRÍCOLA COMERCIAL (ACSA) y ASEGURADORA SUIZA SALVADOREÑA (ASESUISA), las cuales expresan un desarrollo en su cartera del 17,8%, 11,6% y 7,1% respectivamente.

De acuerdo al Estado de Resultados de todo el Sistema, la utilidad fue generada mediante la gestión técnica y financiera. Así, el área técnica presentó un mayor aporte, hasta situarse en 20,1 millones, si bien este beneficio descendió un 18,2%; mientras que, por su parte, el área financiera participó con 13,3 millones de las utilidades totales, antes de impuestos, expresando esta ganancia un desarrollo del 66,8% con respecto al mismo período de 2011.

En el análisis realizado se explica que el descenso registrado en el área técnica se debió a dos factores: el aumento de la siniestralidad, que se incrementó del 49,5% al 52,9%; y a que los gastos operacionales afectaron en menor grado al subir de 63 millones a 73 millones, un 15,7% más, de manera que el índice de gastos varió de un 36,7% a un 38,3% sobre las primas retenidas.