MUNICH RE obtuvo en los tres primeros meses del año un beneficio neto de 420 millones de euros, lo que supone un descenso del 45,9% frente a las ganancias del primer cuarto de 2008 (de 777 millones de euros). Pese a ese recorte, en el comunicado emitido ayer el grupo alemán expresa su conformidad con el beneficio y afirma su buena disposición para afrontar el ejercicio; el responsable financiero, Jörg Schneider, resaltó que “a la vista de los difíciles parámetros económicos, los resultados son altamente satisfactorios”.

Los ingresos brutos por primas fueron de 10.367 millones de euros, el 5,3% más, pero el resultado operativo se redujo en un 37,5%, situándose en 746 millones de euros. Las primas de reaseguros registraron un incremento del 6,5% y se elevaron a 5.908 millones de euros. El ratio combinado en reaseguro se situó en el 97,3% (103,7% en el primer trimestre de 2008), mientras el rendimiento sobre recursos propios (ROE) fue del 7,8%.

COMPARTIR