Respecto al resultado de la cuenta no técnica, alcanzó el 8,9% de las primas imputadas del negocio retenido, un porcentaje que aumenta en algo más de cuatro décimas porcentuales respecto a septiembre de 2011 (8,43%). Con un volumen de primas de imputadas de 39.129 millones, la cuenta no técnica se traduce en un beneficio del sector en los nueve primeros meses del año de 3.478 millones de euros, un 2,5% menos.

Esta evolución está en la línea de los descensos experimentados ya en las cuentas del primer trimestre y en los seis primeros meses del año, si bien se modera la caída (hasta junio las ganancias bajaban un 8%).

Por lo que respecta al conjunto de ramos No Vida, el resultado de la cuenta técnica arroja un índice del 10,6% de las primas imputadas retenidas, aproximadamente un punto y medio menos que un año atrás. En cuanto a su tasa de siniestralidad, presentó un ratio dos décimas inferior al del año anterior, dando lugar a un 67,6% de sus primas imputadas directas y de reaseguro aceptado.

En Vida, mientras, el resultado de su cuenta técnica para los negocios directo y aceptado queda en el 1,44% sobre las provisiones, tres décimas superior al existente un año atrás.

Por otra parte, ICEA da a conocer que el volumen de las inversiones estimado para el sector asegurador al término del tercer triemstre del año ascendió a 207.940 millones, lo que supone un crecimiento interanual del 2,1%. En la cartera de Vida, las inversiones alcanzaron los 166.118 millones, creciendo en un 3,5% respecto a septiembre de 2011. El volumen total de la inversión relativo a la cartera de No Vida fue de 39.105 millones de euros, lo que implica un decrecimiento interanual del 7,6%.

“En cuanto a las emisiones de deuda adquiridas por el sector a septiembre de 2012, cabe destacar el crecimiento experimentado por aquellas emitidas en España, con respecto al mismo periodo del año anterior, pasando de representar un 61,5% a un 65,5% del total de la inversión”, se detalla desde la asociación.