Desde la agencia se anticipa que la tendencia a la baja en los resultados financieros continuará y a su vez la rentabilidad técnica de estas empresas se verá presionada en 2013 por un entorno competitivo y precios bajos, especialmente en seguros de automóviles y propiedad. “El segmento de seguros de Vida se mantendrá bajo presión este año debido al descalce entre madurez y rentabilidad derivado de su negocio a largo plazo”, dijo a ‘BNamericas’ el director gerente de la agencia de riesgo crediticio, Franklin Santarelli.

Santarelli añadió que "la falta de inversiones con plazos y rendimientos adecuados que coincidan con la creciente porción de reservas técnicas de largo plazo podría presionar sus resultados en el futuro". En Colombia y Perú, donde el seguro de retiro y las rentas vitalicias tienen una mayor penetración, el calce entre activos y pasivos y la reinversión representan importantes desafíos.

Además, según puso de manifiesto Fitch, el riesgo se acentúa en Colombia debido a otros aspectos, como los ajustes del salario mínimo, las tasas de interés técnicas para garantizar la rentabilidad mínima y los cambios normativos en estas líneas.

La industria de seguros en su conjunto en estos tres países tiene una perspectiva ‘estable’ para 2013, con una rentabilidad que sigue siendo adecuada a pesar de la presión de un entorno altamente competitivo, las débiles condiciones del mercado y los cambios normativos. Las sólidas economías de Colombia y Perú impulsarán el crecimiento, mientras que una desaceleración económica esperada en Venezuela planteará retos para el crecimiento y la rentabilidad de la industria, apunta el informe.

OPORTUNIDAD PARA MEJORAR LA CALIDAD DEL PATROMONIO

A pesar de sus índices de apalancamiento adecuados, el patrimonio de la industria de seguros en estos tres países es débil, apuntan desde la agencia. En Perú y Venezuela un gran porcentaje del patrimonio se mantiene en activos no líquidos como activos fijos, bienes raíces e inversiones en filiales, mientras que en Colombia el patrimonio está altamente expuesto a las inversiones en instrumentos de renta variable.

"Existen oportunidades para mejorar la calidad del patrimonio en la región", señala el informe. En términos de normas, Colombia y Perú se encuentran más avanzados y están encaminados hacia los estándares internacionales, mientras que Venezuela se mantiene más rezagada.

Por último, la agencia hace hincapié en que en los últimos años las mejoras realizadas en el marco regulatorio en los tres países han comenzado a cerrar la brecha que existe con las prácticas internacionales, pero todavía hay un largo camino por recorrer y aspectos que perfeccionar, especialmente en términos de requisitos de capital, reservas y entre los activos y pasivos.