El puntaje para Medio Oriente y África del Norte es alto (Afganistán, Irak, Libia, Nigeria: 100%) y en aumento desde 2010 (+22 puntos para Líbano, +20 puntos para Egipto). En África Subsahariana, el riesgo continúa creciendo desde 2013 derivado de los conflictos que están desalentando a los inversionistas: +36 puntos en Nigeria (-30% en la inversión extranjera directa desde 2013), +28 puntos en la República Centroafricana, cabe señalar que Costa de Marfil está mostrando una ligera mejora: -6 puntos.

Los países de la Comunidad de Estados Independientes se encuentran también considerablemente por arriba del promedio. El deterioro de los puntajes de Rusia (+2 puntos) y Ucrania (+41 puntos) no es la única razón para esto. También se ha sido evidenciado un aumento en las debilidades políticas y sociales de Tayikistán (+10 puntos) y de Azerbaiyán (+8 puntos).

Para América Latina, la fragilidad social está en aumento al igual que el nivel de riesgo que se encuentra cuesta arriba (México +25 puntos y Venezuela +9 puntos).

Las tendencias son mixtas en Asia, con excepción de los dos gigantes, China (+10 puntos) e India (estable), el  nivel  de riesgo  político ha mejorado gradualmente desde 2010 (Sri Lanka: -60 puntos; Nepal: -25 puntos).

 

 

Tres elementos confirman que el riesgo se está extendiendo

  • El índice de conflicto

El índice de conflicto está basado en el surgimiento de conflictos, su intensidad y el tipo de actores que están involucrados, explica la aseguradora. Los países en estado de guerra encabezan la clasificación: Afganistán, Irak, Sudán, Nigeria y Siria. México, debido a la guerra de cárteles; Colombia; Argelia e India, también resaltan por su nivel de riesgo alto.

  • El riesgo de terrorismo

El riesgo de seguridad no puede ser evaluado sin tomar en cuenta el indicador de terrorismo que ha incrementado 2.8 veces después de 2008 y que probablemente afectará a la confianza en los negocios, hogares e inversiones extrajeras. La mayoría de los países miembros de la OCDE que se comprometieron en el combate del llamado “Estado Islámico” han visto incrementar su puntaje entre 2011 y 2015: Francia es el número uno de la evaluación entre los países desarrollados con un puntaje de 77% (+24 puntos). El riesgo también ha progresado en Estados Unidos (+23 puntos), Australia (+27 puntos) y Alemania (+27 puntos).

  • El índice de fragilidad política y social

Por último, el índice de fragilidad política y social toma en cuenta, por una parte, la naturaleza del régimen político, étnico, la fragmentación de lenguas y las libertades civiles y políticas, por otra parte, las presiones e instrumentos del riesgo social. De nuevo los países donde los conflictos se manifiestan con intensidad, son los que se encuentran en los niveles más altos. Entre 2007 y 2015, el incremento fue particularmente más marcado en los países de la Comunidad de Estados Independiente y América Latina.

Los países desarrollados se suman a la ola populista

Para los países desarrollados, tomando en cuenta el aumento del populismo, se ha incluido la base de datos del Proyecto "Manifesto". Este analiza la proporción de manifiestos políticos asignados a un tema electoral (proteccionismo, seguridad, orden público, valores nacionales, etc). El análisis demuestra que los países en los cuales la presión del populismo ha alcanzado su nivel más alto son Reino Unido (puntaje de 73%) y Francia (70%) con una parte relativamente significante sobre temas ligados al orden público, seguidos por Austria (64%) y Holanda (63%), donde una parte importante tiene que ver con temas de desconfianza y multiculturalidad.

 

COMPARTIR