El puntaje para Medio Oriente y África del Norte es alto (Afganistán, Irak, Libia, Nigeria: 100%) y en aumento desde 2010 (+22 puntos para Líbano, +20 puntos para Egipto). En África Subsahariana, el riesgo continúa creciendo desde 2013 derivado de los conflictos que están desalentando a los inversionistas: +36 puntos en Nigeria (-30% en la inversión extranjera directa desde 2013), +28 puntos en la República Centroafricana, cabe señalar que Costa de Marfil está mostrando una ligera mejora: -6 puntos.

Los países de la Comunidad de Estados Independientes se encuentran también considerablemente por arriba del promedio. El deterioro de los puntajes de Rusia (+2 puntos) y Ucrania (+41 puntos) no es la única razón para esto. También se ha sido evidenciado un aumento en las debilidades políticas y sociales de Tayikistán (+10 puntos) y de Azerbaiyán (+8 puntos).

Para América Latina, la fragilidad social está en aumento al igual que el nivel de riesgo que se encuentra cuesta arriba (México +25 puntos y Venezuela +9 puntos).

Las tendencias son mixtas en Asia, con excepción de los dos gigantes, China (+10 puntos) e India (estable), el  nivel  de riesgo  político ha mejorado gradualmente desde 2010 (Sri Lanka: -60 puntos; Nepal: -25 puntos).

 

 

Tres elementos confirman que el riesgo se está extendiendo

  • El índice de conflicto

El índice de conflicto está basado en el surgimiento de conflictos, su intensidad y el tipo de actores que están involucrados, explica la aseguradora. Los países en estado de guerra encabezan la clasificación: Afganistán, Irak, Sudán, Nigeria y Siria. México, debido a la guerra de cárteles; Colombia; Argelia e India, también resaltan por su nivel de riesgo alto.

  • El riesgo de terrorismo

El riesgo de seguridad no puede ser evaluado sin tomar en cuenta el indicador de terrorismo que ha incrementado 2.8 veces después de 2008 y que probablemente afectará a la confianza en los negocios, hogares e inversiones extrajeras. La mayoría de los países miembros de la OCDE que se comprometieron en el combate del llamado “Estado Islámico” han visto incrementar su puntaje entre 2011 y 2015: Francia es el número uno de la evaluación entre los países desarrollados con un puntaje de 77% (+24 puntos). El riesgo también ha progresado en Estados Unidos (+23 puntos), Australia (+27 puntos) y Alemania (+27 puntos).

  • El índice de fragilidad política y social

Por último, el índice de fragilidad política y social toma en cuenta, por una parte, la naturaleza del régimen político, étnico, la fragmentación de lenguas y las libertades civiles y políticas, por otra parte, las presiones e instrumentos del riesgo social. De nuevo los países donde los conflictos se manifiestan con intensidad, son los que se encuentran en los niveles más altos. Entre 2007 y 2015, el incremento fue particularmente más marcado en los países de la Comunidad de Estados Independiente y América Latina.