‘A.A.’.- ¿Por qué decidió dedicarse al asesoramiento financiero?

GENARO SÁNCHEZ.-  En nuestra correduría hace años que venimos dedicándonos a ello. Reorientamos el modelo de negocio y estrategia comercial apostando por el asesoramiento financiero como principal vía de captación de nuevos clientes y negocio sostenible.

 

‘A.A.’.- ¿Cómo complementa su actividad profesional como corredor de seguros?

GENARO SÁNCHEZ.-  Un gran posicionamiento como especialista frente al cliente, al cual se vincula fuertemente en este tipo de asesoramiento y productos. Con planificación. La orientación comercial y de atención al cliente, puede realizarse en el día a día.

 

‘A.A.’.- ¿Qué les aporta a nivel económico?

GENARO SÁNCHEZ.-   Estabilidad y rentabilidad sostenible.

 

Estudios personalizados

‘A.A.’.- ¿Tienen un departamento especializado e independiente?

GENARO SÁNCHEZ.-   Sí. Actualmente, todo el personal de la correduría está orientado hacia el asesoramiento financiero, sistemas de protección personal y previsión social, etc. Semanalmente, se concretan citas con clientes, tanto dentro del despacho como fuera para asesorarles en estas materias. De este asesoramiento profesional y especializado, acaba surgiendo la necesidad por parte del cliente y con la entrega de unos estudios personalizados de recomendaciones, la venta de los productos aseguradores. El personal administrativo y comercial realiza las gestiones de captación del cliente, concertación de citas, presupuestos... y somos dos asesores financieros los que trabajamos con los clientes la línea de asesoramiento.

 

‘A.A.’.- ¿Qué les recomendaría a sus compañeros en este sentido?

GENARO SÁNCHEZ.-  Que no dejen pasar la oportunidad de rentabilizar sus carteras de clientes e intenten llevar a la práctica esta vía de asesoramiento y negocio a sus clientes. Ello conlleva fidelización y, sobre todo, rentabilidad adicional en materia económica.

 

‘A.A.’.- ¿Qué tipo de formación requiere?

GENARO SÁNCHEZ.-  Muy concreta y específica. Se ha de ser especialista no solamente de conocimiento, sino también en la práctica. En mi caso, dispongo de la titulación de “Asesor Financiero Personal” por parte de la Escuela de Finanzas Aplicadas (AFI). Adicionalmente, el reciclaje ha de ser continuo sobre todo en los temas de conocimiento fiscal. La fiscalidad en los productos de vida, ahorro e inversión es la pieza clave en gran parte de las operaciones que se puedan plantear a clientes.

 

‘A.A.’.- ¿Necesitan una autorización especial de la DGSFP para operar como asesores financieros?

GENARO SÁNCHEZ.-  Actualmente no, pero la legislación en breve sufrirá cambios y habrá que estar preparados para adaptarse a ello.

Noticias relacionadas

“El asesoramiento financiero nos aporta distinción frente a los competidores”