Detalló que, en el periodo comprendido entre 2008 y 2017 el Consorcio ha abonado más de 55 millones de euros por siniestros en Galicia; de ellos, 40 por accidentes causados por vehículos sin seguro o fugados.

Por otro lado, aludiendo a las funciones del Consorcio como asegurador directo de vehículos de particulares no aceptados por el seguro privado y de vehículos de organismos públicos, relató que en el año 2017 se aseguraron en esta comunidad 42 automóviles (turismos, camiones, autobuses o ciclomotores), lo que supuso el 4,7% de los asegurados en todo el territorio español (354), datos que testimonian una tendencia a la baja (descenso del 99% en la serie histórica 2004-2017).

Izuzquiza afirmó que “el Consorcio ha cumplido la función que le encomienda sus estatutos, incrementado su cartera de pólizas en los años en los que se apreciaban algunas dificultades de aseguramiento en el mercado y reduciéndola, hasta convertirla en testimonial, conforme el mercado se ha hecho más competitivo y la suscripción de riesgos se ha flexibilizado”.