El presidente del Colegio canario, Sergio Barrera, y el fundador de Central de Arbitraje, Eric Espino, firmaron este convenio de colaboración por el que los colegiados tendrán la oportunidad de acceder a servicios para proteger a sus clientes, según publica el Boletín del Mediador. La firma ofrece, entre otros, el blindaje del tráfico mercantil, la recuperación de deudas antiguas y el ahorro en impuesto de sociedades de facturas no cobradas.