El trabajo apunta como desafío para muchas compañías de seguros la alineación de los riesgos asumidos con su apetito al riesgo. Mientras que el 74% de los participantes en la encuesta ya ha definido sus declaraciones de apetito de riesgo, el 43% todavía tiene que demostrar coherencia de dicha declaración con su estructura de límites de riesgo.

“La capacidad de articular el apetito al riesgo es la base fundamental de la gestión del riesgo, ya que define los tipos de riesgo que el asegurador busca y cuánto riesgo es capaz de asumir”, comenta Manuel de la Rosa, director en Towers Watson. “Sin una implementación eficaz y los correspondientes sistemas de control, cualquier declaración sobre el apetito al riesgo logrará, poco más, que una cruz en la casilla de cumplimiento”, detalla.

Se observa que las dos principales prioridades a corto plazo para el desarrollo de ERM a nivel mundial son el apetito al riesgo (40% de los participantes) y el control y reporting de los riesgos (39%). Se destaca que aproximadamente tres cuartas partes de los que han definido su apetito al riesgo, reconocen la necesidad de desarrollarlo aún más.

“Las aseguradoras han progresado significativamente en el desarrollo del apetito al riesgo como un concepto de alto nivel, pero son pocos los que han logrado integrarlo con normalidad en sus negocios”, comenta De la Rosa. “Es probable que sea una prioridad de los programas de ERM de seguros durante los próximos dos años”.

OTRAS CONCLUSIONES

- Aquellos con declaraciones de apetito al riesgo y de tolerancia de riesgos en vigor, tienen una probabilidad de estar satisfechos con la contribución del sistema ERM al rendimiento del negocio (60% de los participantes), que casi duplica (un 34%) a la de los que no lo están.

- Las aseguradoras son aún más propensas a estar satisfechas con la contribución de su sistema ERM (70% de los participantes), si ya han conseguido la coherencia entre sus límites de riesgo y su declaración de apetito al riesgo.

- Las aseguradoras europeas ponderan la importancia del apetito al riesgo sobre un mayor número de procesos de negocio, tales como la asignación de capital y la estrategia de inversión, que las compañías de seguros en cualquier otra región.

- A pesar de los desafíos operativos futuros, las compañías han logrado avances significativos desde la encuesta de ERM que Towers Watson realizó en 2010. La proporción de encuestados con declaraciones en vigor de apetito y tolerancia de riesgo aumentó del 59% en 2010, al 74% en 2012.

- El uso de apetito al riesgo ha aumentado sustancialmente desde 2010, en áreas como los activos y la estrategia de inversión (del 66% al 77%) y la planificación estratégica (del 55% al 71%).