Con esta reforma se busca que tanto la Autoridad de Tránsito y Transporte Terrestre como la Policía Nacional tengan acceso a una base de datos suministrada por las compañías aseguradoras para verificar si las pólizas de seguros para autos están vigentes o no.

El Ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, explicó, en una noticia publicada ayer por ‘Panamáon.com’, que hay muchas personas que adquieren sus seguros para autos pero que no continúan pagando las primas, por lo que las empresas las cancelan y las autoridades no tienen forma de saber si el seguro está vigente cuando lo solicitan, y además, como consecuencia, al generarse un accidente de tráfico no hay quien responda por los daños.

La medida contempla la cancelación de la licencia de conducir por un año a los conductores y propietarios de vehículos que circulen a sabiendas de que la póliza ha sido cancelada por la compañía de seguros. En el caso de las personas jurídicas se propone una multa la cual será destinada a los programas de capacitación vial de la ATTT.

Carlos Berguido, director ejecutivo de la Asociación Panameña de Aseguradoras, explicó que aplauden este proyecto porque evitará que los responsables de las colisiones queden impunes, garantizando que alguien se haga responsable por los daños.