ciberbulling

"Este estudio nos ayuda a comprender la realidad de un problema creciente, el ciberacoso, y a tomar decisiones para acabar con él. Con la campaña #NoBullying, que hemos puesto en marcha en la Fundación Mutua junto a la Fundación ANAR, y a la que recientemente se ha sumado Fundación Deporte Joven, organismo dependiente del Consejo Superior de Deportes (CSD), pretendemos combatir la lacra social que supone el acoso escolar en todas sus formas", ha señalado Lorenzo Cooklin, director general de Fundación Mutua Madrileña.

El estudio realiza una radiografía del problema en España basada en los testimonios de las víctimas, ya que se ha realizado a partir del análisis de la base de datos de llamadas al Teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes y al Teléfono ANAR del Adulto y la Familia. Según se desprende, la edad de inicio del ciberacoso es de 13,6 años, una edad media superior a la del acoso escolar en general (11,6 años), y la agresión más habitual en el 81% de los casos es el insulto. Además, el teléfono móvil es la herramienta más habitual para acosar telemáticamente (90%).

Asimismo, el estudio revela que el 92% de las víctimas sufre algún tipo de secuela psicológica (ansiedad, seguida de tristeza, soledad y baja autoestima) y que para un 71,8% de las víctimas el hostigamiento es diario. La mayoría de las víctimas de ciberacoso son de nacionalidad española y proceden de familias convencionales (esto es, padre, madre y hermanos) y sin problemas económicos en el 86% de los casos. Por su parte, los ciberacosadores pertenecen en la gran mayoría de las ocasiones al mismo centro escolar que la víctima y actúan en grupo. El 30,6% de los casos se considera de "alta gravedad" porque va unido a acciones físicas de acoso y agresión (golpes, patadas…) y se prolonga más allá de un año.

Cabe recordar que las fundaciones Mutua Madrileña y ANAR pusieron en marcha en 2016 la campaña '#NoBullying. Acabar con el bullying comienza en ti' que se desarrolla en centros escolares, redes sociales y a nivel institucional y de análisis de datos y de la que ya se han llevado a cabo sesiones interactivas en grupo en 53 centros educativos por profesionales de ANAR. Asimismo, se ha proporcionado al profesorado una Guía con recursos específicos que faciliten la prevención del acoso. La iniciativa en colegios va reforzada con una campaña en redes sociales (#NoBullying), que hace hincapié en la figura del "espectador"; es decir, aquel chico o chica que con sus risas o con su silencio apoya sin pretenderlo al acosador y se convierte en cómplice sin quererlo, facilitando que la situación perdure.

Noticias relacionadas

Fundación Mutua Madrileña y Fundación ANAR lucharán contra el bullying

Fundación Mutua Madrileña muestra el making of de su campaña de #NoBullying