El informe también muestra que el trato recibido del personal sanitario en el hospital de día alcanza una valoración de 8,3, y un 8 es la nota otorgada de media a la calidad asistencial recibida en los servicios de urgencias.

Iñaki Ereño, presidente del IDIS, explica que el objetivo de este barómetro “es proporcionar información al conjunto de los ciudadanos sobre la calidad y actividades del sector, a la vez que servir como elemento de reflexión a los diferentes operadores de la sanidad privada para mejorar, tanto la prestación de sus servicios como la accesibilidad de sus instalaciones y la propia atención al paciente y sus familias”.

Por su parte, Juan Abarca, secretario general de la asociación, destaca que “en el proceso de definición estratégica sobre el Sistema Sanitario actual deberían participar todos los grupos de interés y, entre ellos, el de la sanidad privada, que sigue aportando valor y cumpliendo con un papel esencial en términos de calidad, innovación, eficiencia, solvencia y sostenibilidad”.

EL 75% UTILIZA EL SEGURO EN EL ÚLTIMO AÑO

El informe revela que gran mayoría de los asegurados participantes tiene contratado el seguro privado desde hace más de 5 años, con una antigüedad media de 6,3 años. Respecto al uso de los servicios de la sanidad privada, el 95% los ha utilizado en alguna ocasión y tres de cada cuatro los ha utilizado en el último año. Asimismo, nueve de cada 10 asegurados participantes han utilizado igualmente la sanidad pública en alguna ocasión, si bien el tiempo medio transcurrido desde la última vez que usaron los servicios de la sanidad privada fue de 7,5 meses frente a los 18,3 meses en el caso de la sanidad pública.

“La sanidad privada cuenta con una valoración media de 7,7 en una escala de 1 al 10, con 8 de cada 10 asegurados otorgándole una valoración por encima del notable”, comenta Abarca. Los asegurados con más de cinco años otorgan una valoración media de 7,8 frente a aquellos con una antigüedad de menos de un año, que la valoran con un 7,2.

La confianza y seguridad transmitida por el personal sanitario, la amplia cobertura de especialidades o la rapidez en la realización de pruebas diagnósticas y resultados destacan como los atributos mejor valorados. Según Abarca, los resultados obtenidos significan “un nuevo aliciente para los profesionales a continuar proporcionando una medicina de excelencia”. “Además, significan un estímulo para continuar con la apuesta de la sanidad privada por la formación, el soporte y la capacitación técnica de los profesionales que trabajan en el sector”, añade.

"ES EL MOMENTO DE RELANZAR LA COMPLEMENTARIEDAD DE SISTEMAS"

La mitad de los asegurados encuestados considera que la sanidad privada mejorará en los próximos años tanto a nivel general como en la atención asistencial prestada, la formación del personal sanitario y la modernidad de las instalaciones, y un 62% que mejorará en todo lo relativo a innovación tecnológica.

“Sin duda, es el momento de relanzar la complementariedad de los sistemas público y privado a largo plazo, bajo la única perspectiva de preservación de los intereses de los ciudadanos”, concluye Abarca.

Acceda desde aquí al texto íntegro del informe.

COMPARTIR