De acuerdo al secretario general de la organización laboral, Luis Mesina, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) "ha precisado, que observada la rentabilidad de un capital de los fondos de pensiones en 40 años, no genera una rentabilidad superior al 1%, porque los ciclos económicos de las inversiones de capital no lo permiten, más aún con la magnitud del monto de capital acumulado en Chile que representa cerca del 60% del producto", informa ‘América Economía’. "Es casi imposible encontrar nichos donde la rentabilidad de ese capital pueda generar retornos que sean cercanos al 4%, que era la línea trazada por la Asociación de AFP", agregó.

Otro de los puntos que pone de manifiesto Bancaria es la llamada densidad de las cotizaciones, es decir la cantidad de dinero con que una persona recibiría en la pensión. Mesina presentó dos casos a modo de ejemplo de personas que han cotizado ininterrumpidamente durante un período. El primer caso es un trabajador con un sueldo promedio 650.000 pesos (1.358 dólares), una antigüedad de trabajo en el ámbito bancario de 35 años, un bono de reconocimiento 16.800.000 pesos (35.124 dólares) , 56 años de edad, tendría una pensión estimada por la AFP de 300.000 pesos (627,22 dólares).

El segundo caso es de una mujer, con una remuneración promedio de 450.000 (940 dólares), antigüedad en el trabajo 25 años, 50 años de edad, y 20 millones (41.814 dólares) en el fondo, sin bono de reconocimiento, obtendría una pensión estimada de 190.000 (397,2 dólares).

Según Mesina, las AFP "inventaron el concepto de rentabilidad negativa, que realmente no existe, ya que o es rentabilidad o es pérdida", por lo que sostuvo que los trabajadores necesitan una pensión jubilatoria equivalente al 70 ó 75% de la remuneración percibida en servicio activo, en vez del actual 64% que indican algunos estudios encargados por la Asociación de AFP.

COMPARTIR