La encuesta pone de manifiesto que algo más de la mitad (52%) de los españoles entre 25 y 65 años está preocupado por su jubilación, mientras que al 28% la jubilación les preocupa poco o nada y el 20% restante dice que aún no se lo ha planteado.

“La jubilación es una de las preocupaciones actuales de los españoles, como bien corroboran los resultados de este informe, que es el primero de una serie de estudios con los que ING Direct quiere ayudar a todos los ciudadanos en la toma de sus decisiones financieras, promoviendo la información sobre la jubilación y los planes de pensiones y divulgando las ventajas de una planificación adecuada” afirma Daniel Llano, director general del Área de Particulares del banco.

Empezar a ahorrar antes de cumplir los 45 años

Entre los españoles que ya cuentan con un plan de pensiones, el 78% lo ha contratado de forma individual o privada, frente a un porcentaje más reducido que cuenta con un plan colectivo contratado a través de la empresa en la que trabajan.

La percepción generalizada de que es necesario contratar un plan de pensiones privado coincide con los motivos reales de quienes ya lo han hecho: querer asegurarse una pensión para el futuro es el motivo más mencionado (32%). A continuación, y en menor medida, las razones son que se lo recomendaron como lo más adecuado para su caso (18%), que les pareció un buen sistema para ahorrar el dinero que tenían (16%) y que querían obtener ventajas fiscales (15%).

En cuanto al momento de la vida en el que se debería decidir si contratar o no un plan de pensiones, casi el 60% considera que la edad adecuada es antes de cumplir los 45 años. A día de hoy, más de la mitad de los españoles que ya tiene un plan de pensiones individual lo contrató antes de los 35 años.  Por otro lado, entre los que no tienen contratado un plan de pensiones, la principal razón para tres de cada cuatro es no tener capacidad de ahorro (39%). De hecho, mirando hacia un futuro próximo, el 70% de los españoles reconoce que no dispondrá de dinero extra para ahorrar o invertir en los próximos 12 meses.

Se necesita más conocimientos sobre los productos

Además, el estudio muestra que el nivel de conocimiento financiero de los españoles, referido concretamente a los productos de ahorro e inversión, es muy bajo. La mayoría, más de un 80%, reconoce saber poco o nada sobre este tipo de productos y sólo un 2% se considera experto. Asimismo, entre quienes ya han contratado un plan de pensiones, existe un desconocimiento sobre las principales características del producto que poseen: el 21% no sabe qué tipo de plan tiene; el 68% desconoce la rentabilidad que ha obtenido en el último año; el 38% no sabe el importe aproximado del capital que tiene acumulado; y un 24% no conoce las condiciones de acceso al mismo. Hay incluso un 30% que cree que puede recuperar la inversión cuando quiera.

También se observa desconocimiento sobre las comisiones: el 40% no sabe si paga o no comisiones y otro 40% que sabe que sí le cobran comisiones cree que todas son cero.

Según Llano, “para aquellas personas que están pensando en su jubilación actualmente, nuestras principales recomendaciones son comenzar a ahorrar cuanto antes, elegir productos sencillos, con información clara y expectativas que entiendan y con bajas comisiones. Otro punto importante es hacer seguimiento del comportamiento de estos productos con regularidad y no sólo una vez al año”.