El perfil de cartera que tenga “el mediador será determinante a la hora de decidir el límite de cobertura del seguro”.

Sobre la suficiencia de la prima, De la Mata mantiene que “las primas que cobramos son suficientes, pero no nos sobran”. “En este sentido me gustaría comentar que, en los últimos años, hemos notado un notable incremento tanto en frecuencia e intensidad como en el importe medio de las reclamaciones. A modo de ilustración decir que casi el 56% de los siniestros han sido declarados en los últimos 7 años”, concreta.

“La media de los siniestros declarados, en los últimos años, casi triplica la media de todos los años anteriores. La frecuencia de los siniestros de intensidad, también se ha triplicado en los últimos 7 años. Pero, sobre todo y muy importante, es necesario dotar correctamente las reservas IBNR’S, es decir, las reservas para siniestros desconocidos. Este es un aspecto fundamental para la estabilidad del negocio. Y el problema es que en nuestro negocio hay un gran retraso entre la fecha de declaración del siniestro y la fecha del hecho generador que es la fecha en la que se produjo la supuesta negligencia del corredor. Podríamos decir sin riesgo de exageración que nuestro negocio no es un negocio de manifestación diferida, sino muy diferida”, apunta.

Aunque la casuística de los siniestros es “muy variopinta”, los casos más habituales son los errores o negligencias en la actividad administrativa, que cuales suponen un 40% aproximadamente del total. 

► Conozca cómo suscribirse a Actualidad Aseguradora y Actualidad Aseguradora Mediación