Vizcaya supone más del 58% de los robos que tiene lugar en esta comunidad. De hecho, cerca de la mitad (45%) de las sustracciones de vehículos ocurridas en el País Vasco se produce concretamente en la ciudad de Bilbao y su área metropolitana, el llamado Gran Bilbao. En Guipúzcoa sucede otro 26% de los incidentes y el 16% restante, en Álava.

Un análisis por municipios sitúa a las tres capitales vascas (Bilbao, Vitoria y San Sebastián) y a Baracaldo como las localidades donde hay más robos de turismos en términos absolutos. Juntas acumulan el 46% de los siniestros por robo de toda la comunidad autónoma. Su preeminencia se debe, en esencia, a su mayor peso demográfico. A mayor población, mayor es la cantidad de vehículos y, por extensión, la cantidad de robos. No obstante, los municipios donde es más probable padecer uno de estos percances en relación al tamaño de su parque móvil son la localidad guipuzcoana de Tolosa y las vizcaínas de Baracaldo y Ortuella.