La obligatoriedad de contar con un seguro será de manera gradual, de tal manera que a partir de esta fecha, los modelos de 2011 en adelante y con un valor superior a los 186.732 pesos (14.253 dólares) deberán contar con el seguro de daños a personas. Para 2015 la norma entrará en vigor para los vehículos modelo de 2008 y posteriores, y con una facturación de 162.255 pesos (12.384 dólares); en 2016 se aplicará a las unidades salidas al mercado en 2005 y con un valor de 135.690 pesos (10.357 dólares) y los automóviles del modelo de 2002 y con un coste de 117.467 pesos (8.966 dólares) tendrán que cumplir con esta medida a partir de 2017.

Para 2018, la medida se aplicará a los vehículos de los modelos de 2000 y posteriores, y los que tengan un valor de 102.388 pesos (7.815 dólares) y a partir de 2019 en adelante todos los automóviles que circulen por vías federales tendrán que contar con algún tipo de seguro, tanto para daños materiales como para personas, según el anuncio hecho público el pasado mes de marzo por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público en el Diario Oficial de la Federación (DOF).