En concreto, la propuesta clave que introduce la Autoridad Europea es un tratamiento más detallado de las titulizaciones. En lugar del uniforme 7% por riesgo de propagación que se propone actualmente en los títulos con calificación ‘AAA’, EIOPA recomienda disminuir la carga para emisiones de menor riesgo al 4,3%, mientras que se aumenta en aquellas con más riesgos hasta el 12,5%. Para la identificación de los valores de menor riesgo se ha desarrollado un conjunto de criterios relacionados con la estructura de titulización, calidad de los activos subyacentes, procesos de suscripción y la transparencia para los inversores.

El informe también confirma las cargas por riesgo actualmente propuestos para una serie de inversiones, incluyendo capital privado, préstamos a pequeñas y medianas empresas e inversiones socialmente responsables.

Gabriel Bernardino, presidente de EIOPA, afirma que este “análisis ha mostrado que las cuestiones sobre títulos que cumplan una serie de criterios de calidad tienen un buen historial de desempeño y desde una perspectiva de supervisión deben cumplir con unos requisitos de capital más bajos. Estamos seguros de que la nueva calificación de deuda permite una mejor alineación entre el riesgo y la gestión del capital y, por lo tanto, puede apoyar los objetivos de crecimiento a largo plazo de una manera más prudente”.