Esta decisión fortalece y aumenta todavía más la cooperación entre las autoridades nacionales, especialmente en relación con las actividades transfronterizas, a través de información y el intercambio de datos en áreas como autorizaciones, planes de recuperación y sistemas de gestión de reclamaciones, utilizando para ello la base de datos centralizada que gestiona EIOPA. La autoridad destaca que esta cooperación reforzada es esencial para el ejercicio de la supervisión y el logro de unas prácticas de supervisión coherentes y que mejoren la protección preventiva de los consumidores, además de preservar la estabilidad financiera en toda la Unión Europea.

“El aumento de las actividades transfronterizas en el mercado interior y la creciente internacionalización de las actividades de negocio ponen de manifiesto que se necesita una colaboración fuerte, estrecha y oportuna entre las autoridades de supervisión de seguros. La presente decisión es fundamental para el fortalecimiento de esta colaboración y la construcción una cultura europea común”, valora en un comunicado Gabriel Bernardino, presidente de EIOPA.

La decisión entrará en vigor el 1 de mayo de 2017. EIOPA vigilará la aplicación de la misma y utilizará sus herramientas para garantizar su aplicación coherente en toda la Unión Europea.

COMPARTIR