“Las propuestas de modificación del reglamento delegado de Solvencia II tienen por objeto garantizar la identificación y evaluación de los riesgos para la sostenibilidad en los ámbitos de la suscripción y las inversiones”, explica la autoridad en un comunicado, en el que recuerda que las aseguradoras deberán tener en cuenta el impacto potencial a largo plazo de las decisiones de inversión en los factores de sostenibilidad (principio de gestión) y, en su caso, reflejarán las preferencias de los asegurados en materia de medio ambiente, sociedad y gobernanza (ESG, por su siglas en inglés).

El proyecto de enmienda propuesto se refiere a dos ámbitos. Por un lado, identifica los tipos de conflictos de intereses que podrían perjudicar los intereses de un cliente (compañías e intermediarios deben incluir los que puedan surgir en relación con la sostenibilidad y disponer de mecanismos adecuados para garantizar que las consideraciones del ESG se incluyan en el proceso de asesoramiento y no den lugar a prácticas de venta abusivas).

Por otro lado, el proyecto hace referencia al ámbito de la supervisión y gobernanza de producto: las preferencias de los clientes en cuanto a la ESG se tendrán en cuenta en las distintas fases del ciclo de vida del producto en caso de que este se ofrezca a clientes que busquen productos de seguro con un perfil de ESG.

La consulta a este documento está abierta a los actores interesados hasta el 30 de enero próximo.