El análisis añade, sin embargo, que las perspectivas del sector asegurador para “la generación de mayores beneficios es limitado en comparación con previos mercados duros, mientras que la capacidad abundante y el lento crecimiento económico imponen un tope en las tasas”.

Moody's indica que las compañías de seguros están siendo ayudadas por una completa supervisión de la gestión de riesgos, apoyada por el análisis cuantitativo de riesgos, que ayudan a identificar y manejar las fuentes de ingresos, así como la volatilidad de capital. “Creemos que el desarrollo de la supervisión del riesgo cuantitativo es un aspecto positivo y, cuando se utiliza correctamente, estas herramientas suponen el impulso de acciones diseñadas para reducir la volatilidad y pueden ayudar a reducir la amplitud total del ciclo de suscripción”, señala la agencia.