Se confirma, como publicábamos ayer, la dependencia de la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones de la Secretaría de Estado de Economía y Apoyo a la Empresa, pero una lectura más al detalle de esta norma revela cambios en la organización de las Subdirecciones Generales del órgano de control sectorial.

Desaparece la Subdirección General de Planes y Fondos de Pensiones

La primera de las novedades es la desaparición de la Subdirección General de Planes y Fondos de Pensiones, cuyas competencias pasan a distribuirse entre el resto de Subdirecciones de acuerdo con un criterio funcional (regulación, autorizaciones e inspección).

Por tanto, desaparece la separación vigente hasta ahora entre Subdirecciones de Seguros y Subdirección de Fondos de Pensiones. Las unidades de la antigua Subdirección General de Planes y Fondos de Pensiones se agrupan funcionalmente con las correspondientes unidades de seguros.

Se crea la Subdirección General de Organización, Estudios y Previsión Social Complementaria

La segunda novedad es que, manteniendo el mismo número de Subdirecciones, se crea una nueva, denominada Subdirección General de Organización, Estudios y Previsión Social Complementaria. Por una parte, se busca que las cuestiones organizativas de la supervisión, especialmente de cara a la futura adaptación de la DGSFP, tengan un rango adecuado. En ese sentido, pasan a depender de esa nueva Subdirección la Secretaría General y la organización y gestión de los recursos asignados a la DGSFP.

Por otra parte, gracias a las funciones asignadas a esta Subdirección, la DGSFP pasa a contar con un departamento de análisis y estudios sobre los aspectos que afectan de manera estructural al sector supervisado y de manera especial en lo referente al impulso de la previsión social complementaria en sus diferentes facetas e instrumentos.

Nuevas denominaciones

Por lo demás, el cambio en la estructura de las Subdirecciones trae consigo también una modificación en la denominación de algunos de los departamentos. Así, mantienen sus nombres la Subdirección General de Inspección y la Subdirección General de Solvencia, mientras que la Subdirección General de Seguros y Regulación ahora se denomina Subdirección General de Regulación y Relaciones Internacionales. Asimismo, Subdirección General de Autorizaciones, Conductas de Mercado y Distribución es el nuevo nombre para la hasta ahora Subdirección General Ordenación y Mediación en Seguros.


APISE lamenta que no haya un “efectivo cambio estructural” que solucione la problemática de la DGSFP

La Asociación Profesional de Inspectores de Seguros del Estado (APISE) ha expresado su postura sobre esta nueva estructura de la DGSFP, manifestando que “el simple cambio nominativo sin un efectivo cambio estructural no es solución a la problemática existente” en el supervisor.

“Por parte del Ministerio de Economía y Empresa se ha procedido a un cambio de nombres de las Subdirecciones sin que esta asociación tenga constancia de que detrás de dicho cambio exista un análisis de las necesidades reales del supervisor de seguros ni un modelo que acerque el supervisor español a los estándares internacionales mínimos requeridos”, afirma la asociación en un comunicado.

APISE reitera su postura sobre la necesidad de “una profunda reforma del supervisor que incluya una adecuada dotación presupuestaria que permita garantizar un supervisor fuerte e independiente y de este modo atender a las exigencias puestas de manifiesto tanto por el Fondo Monetario Internacional como por el Consejo de Estado, en este último caso en su informe sobre la Ley 20/2015 de 14 de julio, de ordenación supervisión y solvencia de entidades aseguradoras y reaseguradoras”.

A lo que añade: “La independencia junto con una dotación presupuestaria suficiente, en línea con la disponible por los distintos supervisores europeos, es lo que permitirá llevar a cabo una efectiva reestructuración del supervisor de seguros, más allá de cambios puramente superficiales, que posibilitará dar cumplimiento a las crecientes obligaciones y responsabilidades supervisoras derivadas del marco normativo de Solvencia II”.