“La población vivirá cada vez más, pero lo importante es que lo haga con una buena calidad de vida, que tenga recursos para consumir y disfrutar y que la industria genere una oferta adecuada para este nuevo segmento”, afirmó Antonio Huertas, presidente de MAPFRE, en la apertura del encuentro organizado por la aseguradora y Deusto Business School. “Debemos proporcionarle productos que se adapten a sus demandas. Todo forma parte del ecosistema del futuro de las personas. Hay retos para la movilidad que debemos abordar desde ya”, añadió Huertas.

En esta nueva reorganización de la sociedad y de las ciudades, la movilidad es otro reto al que se enfrentan tanto la industria como los consumidores y el coche autónomo es el primer paso de las múltiples soluciones que se presentan. También tendrá un lugar destacado para los mayores la economía de las canas, como lo llamaron en el foro; es esencial ya que los mayores tendrán un protagonismo cada vez más creciente: hoy el 40% del consumo lo protagonizan los mayores de 60 años.

Con este telón de fondo juega una importancia primordial todos los actores Así, para generar debate, este primer encuentro, que ha estado moderado por Eva Piera, directora general de Relaciones Externas de MAPFRE, e Iñaki Ortega, director de la escuela de negocio, ha contado con la participación de fabricantes de automóviles, han participado nuevas formas de movilidad, como Cabify o Blablacar, representantes del mundo académico, así como responsables de diferentes vertientes de este nuevo ecosistema.

“En el coche conectado la responsabilidad pasará del conductor al fabricante”

Sobre cómo se están transformando las nuevas formas de movilidad para el seguro, el CEO de MAPFRE IBERIA, José Manuel Inchausti, hizo referencia al coche conectado, que mejora la seguridad y la siniestralidad: "Queremos que no haya accidentes, no nos importa que el seguro de RC desaparezca". En el caso de la aseguradora, remarcó que con los sistemas ADAS se tiene un impacto en la prima, que en su caso, para los vehículos que lo usan ya, están disfrutando de una bajada en la prima. No obstante, en el coche autónomo y conectado, afirmó que “la responsabilidad se irá trasladando del conductor al fabricante”. En seguros hemos visto desaparecer unos riesgos y aparecen otros nuevos, remarcó, como es la aparición del riesgo de ciberseguridad, de cara a los automóviles conectados.

A su turno, desde ANFAC, Mario Armero, vicepresidente ejecutivo, llamó la atención sobre dos puntos importantes; qué pasará con los datos y quién los usará en los vehículos contados y, sobre esto, puntualizó que les preocupan los ciberataques, ya que "la tecnología nos facilita la vida, pero también nos hace más vulnerables”. Como segundo punto, remarcó la regulación, donde ha abogado por la necesidad de regular el uso de los datos: “Hay que legislar poco, pero de forma inteligente y en positivo”.

Y es que el cambio de rol que están teniendo fabricantes y sociedad, también fue remarcado por Ernesto Salas, director de relaciones institucionales de Renault en Iberia, que se ha aventurado a confirmar que el 100% de los vehículos de la marca estarán conectados en 2022 y que el 30% de los coches de la alianza con Mitsubishi y Nissan serán eléctricos. También se apostará por los modelos autónomos y es que para el directivo, “el cliente quiere poder elegir si conduce o no, si son propietarios o no”.

Álex Rayón, vicedecano de la facultad de ingeniería de la Universidad de Deusto, ha contado que tiene un seguro que "controla todo lo que hago, ya no se me presupone el riesgo que genero, sino que se sabe el riesgo que genero". Pero, qué se hace con estos datos, quiénes son los fiduciarios de los datos, se ha preguntado. "Vamos a converger hacia un modelo fiduciarios de datos, de quién son esos datos, son de la aseguradora, de la DGT, de la propiedad intelectual de los datos, quién lo va a utilizar y para qué", ha señalado abriendo debate en este aspecto, ya que son muchas las oportunidades en un mundo en el que se "digitalizan ecosistemas y la personalización es la esencia, la movilidad se adapta a nuestros deseos, de viajar, aprender y consumir servicios".


"Hay espacio para todos, se trata de colaborar para mejorar"

La voz sobre las nuevas formas de movilidad la han puesto, además de otros asistentes en la sala, Mariano Silveyra, el director general en Europa de Cabify, y Jaime Rodríguez de Santiago-Concha, director para España y Portugal de BlaBlaCar.

Silveyra remarcó que vamos “hacia una movilidad en la que se elimine el vehículo individual”. Se reforzará las necesidades de los millenians que no buscan adquirir bienes sino experiencias. Por ello, remarcó que “hay que coordinar de manera inteligente para permitir la integración de todos los sectores; taxis, car sharing, todos se irán incluyendo en este servicio compartido". Para el directivo, el vehículo individual es algo que tenderá a desaparecer y en todo este ecosistema el vehículo eléctrico es el primer paso, después el coche conectado y autónomo serán primordiales para todo confluya en una plataforma más colaborativa.

Para el directivo de BlaBlaCar, hay que felicitarse de que haya innovación en Europa y reflexionó de cómo tenemos que regular la innovación, una "regulación más fluida, tipo sandbox". "Europa es fundamental en la industria de la automoción, la hemos digitalizado, el mundo se va a hacer más urbano y a veces olvidamos que el 66% de los viajes en Europa los hacemos en coche", comentó.

Por último, Ángel Araujo, Strategic Partner Manager de Google, remarcó que la industria del automóvil presenta un reto a nivel operacional, de "eficiencia operativa donde la digitalización genera el poder al usuario. Vamos a pagar por aquello que consumimos, no por lo que queremos hacer. La digitalización otorga poder al usuario y los players tradicionales se tienen que adaptar. Es el momento del empoderamiento del usuario", aseveró.